sábado, 24 de abril de 2010

Estoy mejor sin ti



Tú Llegaste a mi vida para enseñarme,
tú, supiste encenderme y luego apagarme,
tú, te hiciste indispensable para mi y... y...

Y con los ojos cerrados te seguí,
si yo busqué dolor lo conseguí,
no eres la persona que pensé, que creí, que pedí.

Mientes, me haces daño y luego te arrepientes
ya no tiene caso que lo intentes
no me quedan ganas de sentir

Llegas cuando estoy a punto de olvidarte
busca tu camino en otra parte
mientras busco el tiempo que perdí
y hoy estoy mejor sin ti.

Voy de nuevo recordando lo que soy,
sabiendo lo que das y lo que doy,
el nido que buscaste para ti y... y...y...

Y el tiempo hizo lo suyo y comprendí
las cosas no suceden porque si,
no eres la persona que pensé, que creí, que pedí.

Mientes, me haces daño y luego te arrepientes
ya no tiene caso que lo intentes
no me quedan ganas de sentir

Llegas cuando estoy a punto de olvidarte
busca tu camino en otra parte
mientras busco el tiempo que perdí
y hoy estoy mejor sin ti, y hoy estoy mejor sin ti.

Llegas cuando estoy a punto de olvidarte
busca tu camino en otra parte
mientras busco el tiempo que perdí
y hoy estoy mejor sin ti,
y hoy estoy mejor sin ti,
y hoy estoy mejor sin ti.


El nombre que elegí para poner en la entrada es como pienso que estoy, estoy mejor sin ti a pesar de que tenga mis días horribles.

Ojalá cada vez que me pasara esto pudiera hacer una escapada a Madrid, pero eso sería huir y no es lo que debo hacer... pero es que hoy bajando por esa calle que cada día recorro para ir a trabajar no sé porque se me ha venido a la cabeza aquella tarde última en aquel hotel, en nuestra despedida, en como yo te ponía en el llavero porque tú no podías el llavero aquel que te regalé una navidad, aquel llavero en plata que encargué que te hicieran con el triskel y ese SINL grabado, por primera vez en un año y medio lo ponías en las llaves del coche, por primera vez dabas un paso en tú vida para incluir algo mío... quizás al llegar a torrevieja lo volvieras a guardar que es seguramente lo que pasaría, el caso es que estaba ahí y me hizo muy feliz...
Los recuerdos siempre están ahí y yo quiero borrarlos, porque cuando parece que me olvido vuelve todo y así una y otra vez :(
Algún día conseguiré que se vaya

3 comentarios:

lau dijo...

Como te he dicho muchas veces, beth, cariño, no pierdas fuerzas en intentar olvidar lo que pasó, usa esas fuerzas para aprender de los errores pasados y para quedarte con las cosas bonitas.

No des la vuelta a esos recuerdos para pensar en negativo, quédate con la sonrisa que te sacó, en ese momento, esa persona que tanto querías.

Quizá él ahora, después de lo que os ha llovido, siga llevando ese llavero. :)

Un abrazo muy grande y muuuuchas fuerzas positivas :)

Dulce Suspiro dijo...

Olvidar es complicado cuando las sensaciones siguen estando en nuestra piel y tampoco creo que sea bueno olvidar el pasado, porque de nuestras experiencias aprendemos, aunque sean negativas. Quizás lo más adecualdo y también lo más difícil, sería evitar que los recuerdos duelan.

Un beso para ti.

Farid dijo...

No podemos huir de nuestro pasado, de nuestro recuerdo, ni podemos, ni debemos, es nuestra vida, azarosa y dolorosa en ocasiones, alegre, hermosa y divertida otras.

Hemos de tener siempre presente lo que fuimos, para vivir intensamente nuestro presente.

Aprendemos de nuestros errores y tambien de los errores de los demás, así es el camino. No es sencillo.