domingo, 26 de septiembre de 2010

La vuelta a la rutina...


Si tuviera que decir como me lo he pasado en esta semana, no tendría palabras... a pesar de que tengo un trancazo de muerte y no precisamente de dormir con el culo al aire... he de decir que lo que recomiendo a todo aquel que esté pasando una mala época es un crucero... pero no un crucero cualquiera no, si no en el que me he ido yo!

El sábado atracaba en Barcelona y aunque se hizo de esperar me vino a recoger alguien a quien no llamaré Amigo porque no le gusta leer esa palabra pero la verdad es que me hizo pasar una mañana maravillosa y la verdad que fue un gusto conocerle porque me sentí super agusto.

Al principio una vez en el barco al no conocer a nadie es como tener miedo pero cuando vas haciéndote un grupito de juerga... día a día todo se pasa a golpe de no se cuantos mojitos que pueden caer en una sola noche... no sé si serían unos 10 pero sin parar de bailar en la discoteca hasta las 3 y pico de la mañana.

Visitando monumentos, haciendo fotos, paseando por ciudades de ensueño... eso sí, recomiendo que si alguien me hace caso y pensaba que en España conducíamos mal pues que esperen a ver a los italianos porque esos son de no respetar señales de tráfico ni normas de circulación.

Niza, Mónaco, Montecarlo, Livorno, Florencia, Pisa, Civitavecchia, Roma, Vaticano, Nápoles, Pompeia son todas las ciudades en las que he estado aunque algunas tan sólo de pasada para ir a otras... pero ni una de ellas ha tenido desperdicio porque he estado como en un sueño.
Me he venido cargada de regalitos... 5 bolsas llenas, vino, chocolates, figuras... y algunos detallitos para mis amigos que a pesar de lo caras que salen las llamadas estuvieron ahí preocupándose en cada minuto por mi y aunque les echara de menos y deseara que estuvieran a mi lado en realidad habéis estado porque no he dejado de pensar en Ustedes.

Mi cuñado cuando he vuelto a casa me ha dicho que que me había pasado que parecía feliz y la verdad es que lo estoy, ojalá me duré porque si hay algo que nos hacían decir cada mañana en el barco era... ¿Cómo están ustedes? a lo cual la única respuesta que nos dejaban dar era... Super positivos

2 comentarios:

THE ROCK ACTITUD dijo...

Disfrutaste con El Chocolatito? Y con esos camarotes-zulo?

beth dijo...

jajaja pues la verdad es que el chocolatito me parecía un tanto mariquilla pero si tengo una foto con él y en cuanto a los camarotes zulo... eran más bien pequeños, sí, pero estuve bien poco en la habitación así que pa cambiarse, dormir un par de horas valían y sobraban